Cómo limpiar los bolsos de piel

Cómo limpiar los bolsos de piel

Los bolsos de piel son un clásico en el armario, gracias a sus múltiples combinaciones y estilos, podremos presumir de complemento en cualquier temporada del año. Se trata de un tejido exclusivo y eso lo convierte en especial, no sólo por su precio, sino también por sus cuidados. Tanto la piel como el cuero, y también la piel sintética necesitan unos tratamientos para que los bolsos de estos materiales nos duren el máximo tiempo como recién comprados. Con los siguientes consejos, no será difícil conseguir alargar la vida útil de estos productos convirtiéndolos en tus complementos favoritos.

como limpiar los bolsos de piel

Su cuidado será un reflejo del aspecto que tenga el bolso, además que mejorará su resistencia y flexibilidad. De ahí que tengamos en cuenta su cuidado habitual, consejos que a largo plazo y cómo guardarlo correctamente para conservar de la mejor manera nuestro accesorio de piel.

Limpieza habitual del bolso de piel

Lo mejor para saber cómo limpiar un bolso de piel: la limpieza rutinaria de nuestro bolso de piel será pasarle un paño seco, preferiblemente de algodón. Será suficiente para que el polvo y las impurezas que hayan podido quedar impregnadas en el uso diario desaparezcan.

Líquidos

Mención especial tienen los líquidos. En el caso de que se haya mojado, lo secaremos con un trapo, con pequeños golpecitos y sin frotar. Nunca se utilizarán fuentes de calor directas, como el secador, ya que puede afectar al color y desgastar su apariencia. Para que recupere su brillo original e impermeabilizarlo podemos usar grasa de caballo, teniendo en cuenta que puede oscurecer el color un poco, sobretodo si es un bolso de piel camel.

De igual modo, tenemos que tener cuidado con los productos abrasivos, como alcohol o perfumes. Si se nos presenta una situación así, tendremos cuidado en no frotar la mancha para que no se extienda. Estos líquidos pueden marcar nuestro bolso de piel, lo más recomendable es tenerlos alejados y perfumarnos cuando no lo tengamos cerca.

Si por accidente, se vierte aceite en el bolso de piel o se mancha de sangre, un truco es cubrir la mancha con polvos de talco lo más rápido posible y esperar que se absorva, a continuación, sacudiremos con cuidado y pasaremos un paño seco para homogeneizar el color de la zona y que la mancha apenas se note en el caso de que no hubiera desaparecido por completo.

En ocasiones, los especialistas son los únicos capaces de dejarlos como nuevo, seguro que en una tintorería podrán ayudarte con las manchas que no has sido capaz de eliminar.

Uso diario

Si llevamos líquidos o cosméticos, es aconsejable meterlos en un neceser para tenerlos localizados y evitar que si ocurre algún derrame afecte al forro o a la piel en nuestro bolso. También hay que tener cuidado con los bolígrafos, pueden estallar y dejar manchas irreparables de tinta.

Para no deformarlo, conviene no llevar demasiadas cosas ni sobrecargarlo con mucho peso. Además de a su forma original puede afectar a las asas. Cuando vayamos a apoyarlo, no colgarlo de las asas si lo llevamos lleno. El peso puede ir desgastando y deformando el bolso de piel.

En el uso diario, tenemos que tener cuidado de no tocarlo con las manos sucias ni exponerlo al sol o la luz directa.

Limpieza a largo plazo

El cuidado de los bolsos de piel a largo plazo incluye su hidratación y cepillado un par de veces al año, para que la piel no se vea demasiado seca y recupere la suavidad del primer día. Existen productos específicos sin silicona, petróleo o derivados; aunque también se puede usar crema hidratante como Nivea.

Mantenerlo guardado como nuevo

A pesar de que nuestro bolso de piel nos acompaña día si y día también, hay temporadas en las que nos apetece tenerlo guardado y recuperarlo en un tiempo. Para tenerlo como nuevo, lo conveniente sería mantenerlo en un sitio seco, sin humedad y protegido de la luz. Rellénalo con papeles para que no se deforme y no le pongas nada de peso encima. También es conveniente meterlo en una funda. Habitualmente, suelen tener una propia, si no es el caso siempre podemos hacérsela nosotros.

Todos estos consejos pueden aplicarse a cualquier tipo de bolso de piel blanco o blanca.

Con estos consejos y advertencias conseguiremos alargar la vida de nuestro bolso y sentir que su precio ha sido rentabilizado.

Review Cómo limpiar los bolsos de piel.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *